La crisis de los [ponga su edad aquí]

Cuántas veces hemos escuchado decir “es la crisis de los 30”, “la crisis de los 50”, etc., pareciera que las crisis vienen en paquetes de décadas o es lo que mayormente escuchamos de la gente, la realidad es que una crisis aparece sin ser invitada y cuando menos lo esperamos, ahí estamos, pasando por una crisis.

Y cuántas veces hemos escuchado o incluso dicho “¡estoy en una crisis!”,  sin saber en realidad a qué nos referimos. No puedo dejar de recordar a una de miintervencion-en-crisis-7-728s profesoras  que sabiamente definía a la crisis como «situación en la que no soy capaz de tomar una decisión»; por lo tanto, es probable que no hayamos abusado tanto de esta frase.

Es así que los tiempos de crisis, al menos individualmente, pueden ser en cualquier momento, incluso varias crisis al día, unas de mayor relevancia que otras, unas cargadas de más emociones que otras.

¿Será que a mi edad, o la edad que ustedes tienen, hay crisis similares por las que nuestros contemporáneos pasan? Me parece que más bien, las personas que pasan por una situación similar a la nuestra, pueden tener una crisis también similar, pero no igual. Una crisis, tiene el nombre de la persona que la pasa; lo que quiero decir es, la crisis es como la vida misma, cada persona la vive de un modo diferente. Así que, la próxima vez que escuchen, “estoy pasando por la crisis de los…”, pueden responder, “yo estoy pasando por la crisis de los [mencione la edad que tiene]”

Aquí algunas consideraciones:

  • Tan ligero o tan fuerte como se sienta. Una crisis puede tener el peso y la importancia que para nosotros la tenga. Una persona ajena a nosotros puede considerar que no es tan grave, o en su defecto que es más grave de lo que creemos.
  • Fugaz o temporal. Una crisis durará lo necesario, puede ser fugaz, pasajera, estacionaria, pero nunca permanente, durará lo que dure el proceso para tomar una decisión al respecto.
  • Para cada crisis, una solución oportunidad. No puedo aconsejar o sugerir conservar calma, porque la crisis en sí altera, pero lo que es cierto, es que en cada crisis hay una oportunidadimages solamente tú –quien pasa por la crisis– eres capaz de aprovechar de la mejor manera, porque esa oportunidad solamente depende de ti y tu proceso personal.

Todo el tiempo estamos tomando decisiones, cual sea la decisión que tomes, esa es la mejor. Ahora dime, ¿qué prefieres?,  ¿café o té?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s